A veces, cuando me despierto, no puedo aguantar la presión, noto como todos los avances que maravillosos hombres y mujeres han logrado a lo largo de la historia, recaen sobre mis hombros, instándome a avanzar, a ser original, instándome a crear algo que no se haya inventado ya.
Ante la imposibilidad, ante las limitaciones establecidas por la mente, la mejor opción parece la de coger cosas ya inventadas y mezclarlas como nadie ha hecho nunca. Así parece ser que nació Cassandra, así parece que, en un local de ensayo cutre y pequeño, nació el género con el que ellos se autodenominan: garage mediterráneo
Son canciones hechas a medida para una radio antigua en un veraniego viaje de carretera hacia la costa, enmarcadas en la irreverencia del garaje. Aún con la calidad limitada del local de ensayo, pudimos asistir a un espectáculo de energía, llevado a cabo por un grupo que sabe hacer música para pasárselo bien, sin demasiada preocupación en las formas, pero cuidando todos los derroteros del sonido. Las letras con toques oníricos invitan a entrar en trance de la mano de Cassandra hacia un festín de los sentidos. Nos vemos en los conciertos, amigos, nos vemos en los bares.
Texto, imagen y realización: Diego Rodríguez Veiga (@diegoricks) / Mohamed El-Jaouhari

Recuerda que Matuja, junto a Dinamita Brother y Cassandra estarán tocando en el Gruta 77 el jueves 25 de febrero, dentro del ciclo “Aquí radio Gruta

Estación rock: Matuja + Cassandra + Dinamita Brother

                                                                                                                                                             Más info aquí