[su_heading size=”20″ margin=”0″]El trío majariego presentaba su tercer disco, este sábado pasado, en un evento que llenó la céntrica sala “El Perro de la parte de atrás del coche”, y cuyos sonidos no podrían ser tarea fácil para un técnico que no suela trabajar con auténticos animales.[/su_heading]

[su_youtube url=”http://youtube.com/watch?v=FbnjyVn8PIQ” width=”460″ height=”260″]
[su_dropcap]N[/su_dropcap]os habían citado a las diez, pero era previsible que la suma de dos hechos como son la “desconfianza” del público en cuanto a la hora de arranque (no son pocos los que llegan deliberadamente tarde, generando un “tira y afloja” con la banda), y la lluvia que acechó la capital durante buena parte de la noche, provocase que tuviéramos que esperar más de lo deseado para disfrutar del show de una de las bandas madrileñas con más tablas de la escena ‘blues-rockera‘: los Red Apple.

El blues estuvo presente durante todo el concierto. También el más puro espíritu setentero, inundando la sala de pesadas líneas de bajo, experimentales solos de guitarra y unos breaks de batería que harían sonreír al mismísimo Terry Bozzio. También estuvo presente el recientemente fallecido Jack Bruce, honrado por el grupo a través de una logradísima versión de “Politician” de Cream.

El Perro parecía un vagón tirado por una locomotora rica en carbón. A pesar de tratarse del tercer disco de la banda, el aire que mueven los waffles de sus amplificadores es joven y enérgico, como tiene que serlo en un grupo que la misma noche de presentación del nuevo disco, toca temas que aparecerán en su próximo proyecto.

 

 

[su_heading size=”18″ margin=”0″]Más info de Red Apple aquí[/su_heading]

 

Texto:  Rubén Armisen      /    Imagen: Mohamed El-Jaouhari