[su_heading size=»20″ margin=»0″]El Loren, en su búsqueda de encuentros, se aleja como aquellos incansables y curioriosos viajeros que recorren encantados indómitas callejuelas y parajes para descubrirse descubriendo.[/su_heading]

 

[su_dropcap]L[/su_dropcap]a manera que tiene El Loren al despedirse lo refleja tal y como es: «Pura Vida«. Dicen que la vida se ve a través de las acciones, impulsadas por las ideas. Unas ideas, que en su búsqueda misma es donde medita sabiamente cualquier parecer, y nos reafirma en el incesante deseo por sujetar fuerte aquello que lo fugaz se esmera en quitarnos. Que la memoria, en su intensa lucha contra la quietud, aún no deja escapar. Y donde los sentimientos, acorralados por una cultura pasajera e insensible, todavia no se enfrían.

Y es en El Loren mismo, en sus aventuras, sus ideas, su pensamiento, nos descubrimos. Es allí donde nos encontramos con él y con tantos otros: en el camino. Perdiendo el miedo de romper vacuas estructuras moldeadas por fingidos profetas y perfectos modelos de dictadores de una democracia. Romper para crear-crear rompiendo, y no juntar los sucios retales de una verguenza olvidada.

Pura Vida!

 

[su_youtube url=»http://youtube.com/watch?v=1iyU4iyDPQU» width=»460″ height=»260″]

 

[su_heading size=»18″ margin=»0″]Conoce más de El Loren aquí[/su_heading]