Funkolate nos presenta Metamorphosis, segundo disco de la banda nacida allá por el 2008 y tras un largo parón por los estudios. En el medio pasaron nuevos integrantes, cambios de estructura numérica y recorridos por nuevos parajes pero siempre manteniendo un mismo ideario argumental.

Funkolate nutre su enérgico funk de las más diversas y múltiples experiencias sonoras, que en lugar de cercar al genero, lo potencian aún más en su exploración. Auténtico funk-fusión, revoltoso, inquieto y multidisciplinar.

Los siete miembros del grupo, rozando la treintena de edad, son el claro ejemplo de la generación nacida de la mezcla sonora, alejada de convencionalismos y “purezas varias”. Sin anclajes inamovibles ni lineas rojas que convierten así la pureza y la mezcla en sinónimos.

Jazz, hip-hop, rock, música disco, todo bajo una gruesa manta muy  funky, de intrépidas y punzantes lineas de bajo, rigurosos arreglos de viento y una base armónica y lírica tan rica en lo imaginativa como en lo audaz.

Sin duda que este nuevo disco presenta un gran reto hacia el grupo y una evolución en las formas. No tanto así por su base argumental sino más bien por un fondo comprometido a una causa y que demuestra que si, como bien nos marca Abel del Fresno en la entrevista, el funk es una “manera de caminar“, Funkolate con este nuevo trabajo, va volando.