[su_heading size=”16″]Un disco cargado de pequeños matices y guiños a estilos de raíces afro, con una fuerte carga rítmica y melódica. Fresco, aguerrido y poco convencional.[/su_heading]

[su_dropcap size=”3″]M[/su_dropcap]uchas veces nos vemos abogados a la frecuente capacidad de juzgar las cosas por lo que estas reflejan más que por lo que transmiten, matizando así, la frágil amplitud de intelecto que poseemos como para ahondar un poco mas detrás de lo que muchas veces se convierte en un superfluo reflejo.  No solo es debido a esta cultura de rebozante contenido visual en la que vivimos, sino también podría deberse a esa intención de no preguntar ni mucho menos indagar para no generar sospechas de nuestra ignorancia, seguir entonces así el juego de parecernos a…., actuar como…., etc, etc. Y que el cromo no desdibuje la imagen fornida que de nosotros exteriorizamos, repitiéndonos en la “originalidad” de una moda, pensándonos singulares por lo exótico y extravagante de aquel reflejo, creyendo vivir experiencias nuevas por alejadas que estas se encuentran de nuestra rutina y no precisamente por la novedad de las mismas  y/o sensaciones “frescas” que estas transmiten.

Es así como vemos transitar por el espectro de la escena musical madrileña a muchas bandas que por el mero interés de situarse se olvidan que pasar no es estar, no más que un mero desfile de nuevas caras y sonidos gastados. Y que haya un nuevo disco en el “mercado” no significa de por sí solo “quedarse” allí eternamente.

Por ello que desde Frecuencia Urbana intentamos buscar todo el tiempo más allá de las típicas fronteras que marca el mainstream o el pseudo-undergoround, y poder transmitirles y difundirles aquellos sonidos alejados de la espiral pasajera que te marca la disposición inequívoca de una lista de requisitos mediáticos con el fin de “hacerte un hueco”.

Es así que les presentamos hoy a Pyramid Blue, aunque mucho hablemos de ellos y minuciosamente escuchen su música, poco se asemejará (y créanme lo que les digo), por su puesta en escena y por su rabioso y potente sonido, a un directo de la banda. El grupo muestra un desatado juego sonoro en el que, luego del primer brillante reflejo que rápidamente encandila nuestros oídos, nos vamos deleitando con un certero juego de vientos, un punzante groove y una atmósfera que nos adentra directamente allí por el África occidental dentro de una multitud de almas “felakutianas”, nunca dejando de lado un marcado carácter jazzero. Un disco cargado de pequeños matices y guiños a estilos de raíces afro, con una fuerte carga rítmica y melódica. Fresco, aguerrido y poco convencional.

Sin duda, gran banda con un gran sonido y un imperdible directo.

[bandcamp width=50% height=373 album=990430861 size=large bgcol=ffffff linkcol=0687f5 artwork=small]

 

[su_heading size=”18″ margin=”0″] Conoce más de Pyramid Blue aquí[/su_heading]